Cocinar a la parrilla, nos remite a uno de los procedimientos de cocción de alimentos más antiguos en la historia de la humanidad. Quizá no como lo conocemos en la actualidad, pero el principio básico es el mismo: cocer a fuego directo los alimentos, es una técnica que perdura hasta nuestros días.




Y no es de extrañarse lo anterior, al comprobar los múltiples beneficios que tiene cocinar comida a la parrilla.  Entre las principales ventajas destacan:




-Solo se requiere fuego y una parrilla.



-Se puede cocinar cualquier tipo de carne; ya sea res, pollo, pescado y hasta verduras.



-Cocinar a fuego directo, eleva el sabor natural del alimento.



-Se puede prescindir de cocinar con aceite o algún otro tipo de grasa.



-Cocinar a la parrilla permite la caída de la grasa de la carne, evitando su acumulación en alguna parte de la misma, lo que resulta altamente saludable.



-La comida que es cocinada a la parrilla, difícilmente pierde su valor nutrimental, ni tampoco eleva el índice de calorías, como sucede con otros métodos de cocina.



 -La carne a la parrilla quedará perfectamente cocida, regulando el fuego adecuadamente.




Por esto y mucho más, no dejes de incluir en tu régimen alimenticio, comida a la parrilla. Una opción ideal la encontrarás en Pollo Feliz, donde preparamos los más deliciosos pollos a la parrilla, asados al carbón. Ven y pruébalos.